13 helados originales en Madrid. ¡Sólo apto para golosos!

22 agosto, 2017  By Otto 
0


¡Dale un mordisco al verano con estos polos y helados originales en Madrid! Aún queda mucho verano por delante y, por eso, tras haber hecho la ruta más peruana en la capital y los planes más refrescantes en julio, queremos llevarte directamente a los postres y meriendas más dulces que hayas probado con helados favoritos.

¡Nos saca una sonrisa, contenta nuestro estómago, nos refresca el día y nos pone de mejor humor! ¿Qué mas se puede pedir? Sí, que os digamos dónde encontrar estos helados en Madrid. Los coloridos helados en Madrid han plagado las redes sociales y nosotros queremos aportar nuestro pequeño reporte con los que nos han parecido los más originales y nos hecho tener un día estupendo. A falta de uno, ¡te mostramos 13 divertidos helados!

Deliciosos y divertidos helados en Madrid

1. LOLO POLOS

helados en Madrid Lolo Polos

¿Alguna vez has probado un polo de aguacate?, ¿de almendras y azafrán -kulfi-?, ¿y de frambuesas y agua de jamaíca, chile y mango, pepino y violeta o tarta de limón? ¡Las recetas de Lolo son infinitas! La tienda de Lolo en Espíritu Santo fue la primera de Madrid (y una de las primeras de España) dedicada en exclusiva a fabricar deliciosos polos helados de forma totalmente artesanal: sólo con fruta fresquita y saludable, sin colorantes, conservantes, ni saborizantes artificiales. A diferencia de los polos industriales, los lolos se elaboran exclusivamente con ingredientes naturales, entre los que destaca la fruta: ¡un lolo puede tener hasta un 75% de fruta! (el porcentaje varía según la receta). Sólo le añaden el agua justa para que se congele correctamente y para que su textura y sabor sean perfectos. ¡Están deliciosos y por sólo 2.95€!

No hay dos lolos iguales. Las recetas de los polos cambian a diario según los ingredientes disponibles (fruta de temporada…) y lo que les dicte su imaginación. Suelen ser exóticos y sorprendentes porque les encanta jugar con los sabores, divertirse creando, y eso se nota.

Ahora, la familia de Lolo ha crecido y tiene dos hermanos nuevos en el Mercado de San Antón, en Chueca, y en Huertas (C/ León, 30).

Dirección: Espíritu Santo, 16 <M> Tribunal

2. KALÚA HELADO ARTESANAL

helados de kalua helado artesanal

Nuestro primer helado artesanal lo probamos en Kalúa, pero en Málaga. Esta heladería, cuyo origen se remonta a 1982 cuando un italiano la fundó en Buenos Aires, ha ido creciendo a pasos agigantados con más locales en la ciudad malagueña hasta llegar a abrir uno en Madrid. Esta heladería cuenta con más de 40 sabores de helados artesanales, entre los que destacan el mano, oreo, muerte por chocolate, mascarpone con dulce de leche, nube, pastel de limón, entre otros.

Además de sus helados 100% artesanles elaborados a diario, puedes optar por un freakshake (de rosquilla, galleta, bizcocho o cookies), batidos, smoothies, granizadas, horchata, leche merengada, café, tartas artesanales o chocolate caliente. ¡Es una bomba!

Dirección: Fuencarral, 131 <M> Quevedo

3. CREAMIES

creamies sandwiches helados

En el 30 de la Calle Corredera Alta de San Pablo os presentamos Creamies, un pequeño y moderno local take away que ha venido para ofrecer helados artesanales entre cookies o donuts. ¡Sí, has leído bien!  Sus propietarios, Rafa y Noelia, se han tirado a la piscina para ofrecer una merienda deluxe a precio lowcost en el barrio de Malasaña.

¿Cómo funciona? Tienes para elegir entre cookies o donuts (si eres muy goloso, ambos) como base del sándwich helado y seis sabores de helado: donut, kinder y brownie (el que probamos nosotros), triki monster, movida madrileña -sabor a chicle-, yogurt con frutos rojos y vainilla cookie. Además, puedes completarlo con cualquiera de sus seis toppings: nubes, lacasitos, fideos de colores, crocanti de cacahuete, pepitas de chocolate y cereales Froot Loops. Verás que el establecimiento es muy pequeño, pero con la cantidad de helados cremosos -traídos de proveedores artesanos- y galletas y donuts que tienen, no te fijarás en el espacio.

Es un poco complicado de comer, y más si vas andando por la calle, ya que la cookie acaba aplastando el helado pero ¡merece la pena mancharte para probar el sándwich helado!

Dirección: Calle Corredera alta de San Pablo, 30 <M> Tribunal

4. ACARAMHELADOS

Acaramhelados en Platea

El Patio de Platea ha abierto un nuevo espacio dedicado a los helados. De pistacho de Bronte, vainilla de Madagascar, frambuesa, mango de Brasil, chocolate de Santo Tomé… Helados de alta gama de sabores auténticos y 100% naturales, elaborados de manera artesanal con ingredientes de altísima calidad por 4.90€. Los nuevos helados de Platea son de la marca Acaramhelados y podemos distinguir entre dos tipos: los sorbetes, elaborados a base de frutas frescas que vienen de las regiones del mundo donde mejor se dan estos frutales; y los helados a base de leche que ellos mismos pasteurizan.

Los sorbetes de frutas son aptos para veganos, intolerantes al gluten y a la lactosa y los helados de leche, aptos para los intolerantes al gluten. Además, los helados de Acaramhelados no tienen ningún tipo de colorantes ni aromas que distorsionan su carácter natural. Presentados en un original tarro, hay formatos tanto para llevar como para tomar en el sitio tanto en El Patio como en El Foso de Platea. Ideal para acabar las comidas y cenas de verano con un exquisito refrigerio.

Dirección: Platea Madrid. Goya, 5 <M> Colón

5. LA HUERTA DE ALMERÍA

helados de La Huerta de Almeria

Este nuevo espacio de Malasaña nos ha sorprendido gratamente. Es algo más que una tienda o frutería donde poder comprar panes, batidos, tartas, fruta de la mejor calidad, además de degustar el producto estrella para nosotros, sus helados o como ellos los llaman: los Vasilados. Se trata de un helado cremoso servido en un vaso y hecho con ingredientes naturales, frutas de la tienda y varias bases a elegir que se hielan con nitrógeno líquido a -200º en el momento. ¡Es una maravilla presenciar cómo te hacen un helado en un minuto!

Empezando por la base, puedes elegir entre leche de vaca, de avena, de soja, yogur griego o zumo de naranja; continuando con el sabor estrella, el chocolate negro y blanco, el té matcha, el mojito, el cacahuete o frutas como la piña, el mango, la fresa o el plátano, son las diferentes elecciones, y para rematar, date un capricho con cualquiera de los toppings que sugieren: salsas, frutas o crujientes. No está nada mal, ¿verdad?

Dirección: Corredera Baja de San Pablo, 47 <M> Tribunal

6. NORDIKOS GOURMET POPS

Nordikos helados en Madrid

¿Un helado con más vitamina C que una naranja? Nordikos abre en Madrid una heladería basada en los sabores típicos del norte de Europa. Mientras que en España nos decantamos más por sabores mediterráneos como fresa, naranja, limón; en Escandinavia (origen de Vanessa y Jacob, sus dueños) están acostumbrados a frutos como la grosella, arándano, moras o ingredientes como el ruibarbo. Su elaboración artesanal en el mismo espacio con productos de calidad -frutos ecológicos o de pequeños productores, recolectados de forma natural y respetuosos con el medio ambiente, y muchos de ellos aptos para veganos-, le confiere además un distintivo de calidad al gusto de los nuevos paladares.

Nordikos propone pops helados con sabores típicos del norte de Europa elaborados de forma artesanal a base de frutos del bosque silvestres. La heladería elabora a diario 9 variedades de polos con sabores como “Fresa y Grosella”, “Ruibarbo”, “Arándano y Vainilla” natural, “Manzana con Mora”, “Espino amarillo”, “Ciruela”, “Ruibarbo y Vainilla” o “Mora Ártica”. Además, ofrece el clásico “Vainilla y Chocolate” que no puede faltar para los más golosos. Su receta es sencilla; fruta + frutos del bosque + una cuidada selección de ingredientes naturales. Según el pop se añade leche, cobertura de chocolate o frutos secos. Un toque de diseño nórdico y ¡listo para degustar!

Los propietarios, Vanessa y Jacob, tras cinco años viviendo en España junto a su hija, se han lanzado a compartir esta tradición y gusto por los frutos silvestres. Para ellos, Nordikos es “su rincón danés” donde no falta el diseño ni el toque hygge que te transporta a un estilo de vida más fresco, tranquilo, de líneas armoniosas y respeto a la naturaleza. Y a ti, ¿qué te parece?

Dirección: Calle Pez, 2 <M> Tribunal

7. LA PECERA

helados de la pecera

“Como pez en el agua”. Así nos sentimos en La Pecera, el último grito de este verano en Madrid. La nueva propuesta heladera, ubicada en Malasaña, nos presenta el taiyaki, un cono de helado con aspecto de pez y textura de gofre que es muy conocido en Japón y puedes probarlo desde 3.50€. El local, que no tiene grandes dimensiones, no presenta muchas variedades de helado (chocolate negro o té matcha latte, entre otros), pero sí de toppings (pipas y palomitas caramelizadas, cookies, palitos salados, mini palmeritas con canela, cereales con chocolate, brownie, nubes de algodón de azúcar, mini conos y muchos más). El pez lo puedes pedir de vainilla o chocolate.

Están riquísimos aunque comérselo por la calle es una auténtica odisea. Y si no te hace un helado, también tienen mini cakes con forma de taiyaki rellenos de mantequilla de cacahuete o Nutella, entre otros sabores. Si eres más tradicional, también puedes pedirte el tradicional cono o tarrina del helado que prefieras. ¡Ñam, ñam!

Dirección: Calle Velarde, 2 <M> Tribunal

8. MISTURA ICE CREAM

helados en Madrid Mistura

En Mistura “creemos firmemente en la necesidad de cuidar y respetar el medio ambiente. No podemos cambiar el mundo, pero sí intentamos aportar nuestro granito en cada uno de los pasos que damos”. Ésta es la filosofía de Carlos y Carmelo, dos compañeros de universidad que se dieron cuenta de su verdadera pasión gracias a un viaje que hicieron a la ciudad de Hyderabad.

La leche, la nata y el yogurt de los helados proceden de una pequeña granja de las afueras de Madrid, donde las vacas se alimentan exclusivamente de lo que se cultiva dentro de la propia granja. Además, los tés son orgánicos y de comercio justo. ¿Y sus helados? ¡Riquísimos! Totalmente artesanales con las bases del healdo creadas desde cero con fruta natural y la leche de granja.

Dirección: Augusto Figueroa, 5 <M> Chueca

9. ROCAMBOLESC

helados rocambolesc

En esta mágica heladería, todo se elabora de manera artesanal, siguiendo un método que aúna técnicas clásicas y vanguardistas para perseguir su ideal de excelencia, en un ambiente agradable donde las personas son lo primero, personas formadas en el equipo dulce de El Celler de Can Roca, que capitanean este espacio tan Rocambolesco. Jordi Roca quiso tener una heladería desde siempre, pero fue después de aprender la técnica que hay detrás de un buen helado artesanal cuando se lanzó a la piscina. Un tiempo después, y gracias a la complicidad de sus hermanos que creyeron en este sueño que le apasionaba, fue cuando abrieron Rocambolesc.

¡Te sentirás como Charlie en La Fábrica de chocolate! Es imposible contarte la cantidad de formas y sabores que pueden crear en esta mágica fábrica de helado, ¡pero tienes que verlo en persona para creerlo!

Dirección: Calle de Serrano, 52 <M> Serrano

10. MALVY’S SHAKES

helados de Malvys Shakes

Los black sconescottons candy de origen londinense e incluso el taiyaki japonés. Seguro que has oído decenas de veces hablar de estos helados o te habrás quedado babeando al verlos en las redes sociales. La culpa la tiene esta heladería de la calle San Onofre, a la que no hemos podido resistirnos y volver más veces este verano. ¡Aquí todo es artesanal y se nota! Por si fuera poco, puedes elegir el tipo de leche -entera, fresca, desnatada, sin lactosa e incluso de soja- con el que te lo preparan y hacerte un helado de lo más personalizado y original.

Si el cuerpo te pide otra cosa, te recomendamos los crazy shakes, un batido de lo más colorido disponible en varios -sabores desde el recurrido chocolate o chocolate blanco, café, avellana, cookie, plátano, fresa o galleta oreo-; o los –special shakes de frutas, tarta de zanahoria, brownie o tiramisú.

Dirección: San Onofre, 6 <M> Gran Vía

11. CASA ECEIZA

Helados Casa Eceiza

Tejas, cigarrillos, tartas, chocolates, galletas, turrones o polvorones… Todo esto se podrá disfrutar en su versión más veraniega gracias a la nueva línea de helados artesanos de Casa Eceiza, que ya ha llegado a Madrid y estará disponible durante todo el verano en Jaleo, en el 4 de la calle Mayor.

Turrón, vainilla con nueces de pecán, cheesecake con fresas, yogurt con miel, tocino de cielo, tarta de chocolate con almendras caramelizadas, tarta de limón, crema de mango y cereza negra son sólo algunos de los muchos sabores que Casa Eceiza ha ideado para este verano. Su elaboración es lenta, con cariño, y al igual que el resto de sus postres ¡los helados se han creado para celebrar todo lo que venga!

Iñigo Murua es el creador de la fórmula secreta de estos helados con sabor a postre. Y es que, desde que dejó su puesto como profesor del área de panadería y pastelería en el Basque Culinary Center, ha vuelto a Casa Eceiza para dedicarse precisamente a eso: a crear nuevos productos.

Dirección: Mayor, 4 <M> Sol

12. AMORINO

helados originales en Madrid

Uno de los elementos más característicos de esta cadena de helados italiana es la presentación de sus helados en forma de flor sobre el típico cucurucho. Su carta de helados cambia con el paso de las estaciones, en una paleta de sabores que va mucho más allá de los convencionales, con frutas con Denominación de Origen e inspirados en tartas clásicas y otros manjares artesanales. Dulce de leche, fragola camarosa, limone femminello di Sorrento, cioccolato Amorino y muchos más sabores hasta los 25. No hace falta decir que su elaboración es artesanal con productos 100% naturales, sin colorantes, aromas ni conservantes. ¡Merece la pena ir marcando los que vas probando hasta degustarlos todos!

Además, tienen otras delicatessen como bombones, macarons, focaccinas o crêpes.

Dirección: Calle Mayor, 40 <M> Sol- Ópera

13. SANI SAPORI

helados SANI SAPORI

Esta pequeña heladería del barrio de Lavapiés es una auténtica delicia. De entrada no te puede parecer la mejor heladería de Madrid, pero la elaboración artesanal y la materia prima de los productos con los que hacen sus helados, ¡hacen que valga la pena! Freya Lo Giudice elabora sus helados con productos naturales como la leche, el azúcar de caña ecológica o la fruta fresca.

Puedes pedirte una tarrina de tamaño mediano por 3€ y elegir entre cualquiera de los tradicionales sabores –fresa ecológica, limón, stracciatela o chocolate-, otros tropicales como el de mago -100% recomendable- y los más atípicos: helado de sésamo con chocolate, helado de baobab sin gluten ni azúcar o helado con yogur de leche de cabra. ¡Ñam, ñam!

Si tienes ocasión de volver, no puedes perderte su famoso tiramisú, los zumos naturales preparados con frutas ecológicas o su horchata natural de calidad y biológica.

Dirección: Calle de Lavapiés, 31 <M> Lavapiés




Otto
Adicto a cualquier plan que contemple ocio, cultura y gastronomía en Madrid o en la Conchinchina. Lo inesperado es lo que cambia nuestras vidas y así nació La Huella de Otto.







You might also like




Deja un comentario


More Story
Alta coctelería en Formentera. ¡Vive el verano! ¡Alta Coctelería en Formentera! Así de festivos y golosos venimos hoy. Con este calor, sin duda, lo que más apetece es tomarte...